Skip to Main Content

1. RINOSINUSITIS VIRAL AGUDA (RESFRIADO COMÚN)

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Rinorrea evidente, hiposmia y congestión nasal.

  • Síntomas relacionados, como malestar general, cefalea y tos.

  • Mucosa nasal ingurgitada y eritematosa sin pus en los conductos nasales.

  • Los síntomas duran menos de cuatro semanas y en forma típica < 10 días.

Manifestaciones clínicas

Debido a que existen numerosos tipos serológicos de rinovirus, adenovirus y otros virus, los pacientes son aún susceptibles al resfriado común durante toda su vida. Tales infecciones son casi siempre benignas y ceden de forma espontánea, aunque se les ha atribuido participación en el desarrollo de enfermedades más graves como sinusitis bacteriana aguda, otitis media aguda, asma o exacerbación de fibrosis quística y bronquitis. En las infecciones virales son típicos la congestión nasal, la disminución del sentido del olfato, la rinorrea acuosa y los estornudos acompañados de malestar general, molestia faríngea y algunas veces cefalea. La exploración nasal casi siempre muestra mucosa eritematosa, edematosa y secreción acuosa. La presencia de secreción nasal purulenta sugiere rinosinusitis bacteriana.

En 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó a un nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2 como la causa de un síndrome respiratorio conocido como COVID-19. El 11 de marzo de 2020, la OMS lo declaró una pandemia global. Aunque la COVID-19 afecta sobre todo las vías respiratorias bajas, el pródromo viral es similar al de otros virus de vías respiratorias altas, con fiebre, inflamación nasal, rinorrea, tos, mialgias y fatiga. Un rasgo peculiar del SARS-CoV-2 es su propensión a causar hiposmia y anosmia, que se consideran patognomónicas de COVID-19. Aunque se pensaba que esta alteración olfatoria era temporal, hacia finales de 2020 resultó claro que la pérdida del sentido del olfato podía ser permanente (véase información adicional en los Centers for Disease Control and Prevention en https://cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/symptoms-testing/symptoms.html y en la página de la WHO en https://who.int/health-topics/coronavirus#tab=tab_3).

Tratamiento

Pese a la falta de tratamientos antivirales eficaces para evitar o tratar la rinitis por virus, los pacientes tienen una percepción errónea frecuente de que los antibióticos son útiles. La prevención de la infección por el virus de la gripe (influenza) mediante el refuerzo del sistema inmunitario con la vacuna creada cada año puede ser una medida terapéutica más eficaz. El oseltamivir es el primer inhibidor de la neuraminidasa aprobado para el tratamiento y la prevención de la infección por el virus de la gripe, pero su uso se limita por lo general a pacientes considerados de alto riesgo. Estos individuos incluyen a niños pequeños, mujeres embarazadas y adultos > 65 años. El oseltamivir es difícil de usar porque debe iniciarse en las primeras 48 h para tener un efecto óptimo. Hay otros antivirales específicos disponibles o en estudios clínicos, pero no han logrado un uso significativo. El cinc para tratar la rinitis viral ha sido objeto de controversia. Los datos de un metaanálisis efectuado en 2011 de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.