Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los pacientes con hepatopatías graves se encuentran en riesgo de morbilidad preoperatoria; la hepatopatía descompensada se asocia con una mortalidad perioperatoria extremadamente elevada. La valoración preoperatoria apropiada requiere tomar en consideración los efectos de la anestesia y la cirugía en la función hepática posoperatoria y las complicaciones relacionadas con la anestesia y cirugía en pacientes con hepatopatía preexistente.

EFECTOS DE LA ANESTESIA Y CIRUGÍA EN LA FUNCIÓN HEPÁTICA

La elevación posoperatoria de las concentraciones séricas de aminotransferasas es un resultado relativamente común después de cirugía mayor. La mayor parte de estas elevaciones son transitorias y no se asocian con disfunción hepática. Mientras que la hepatotoxicidad directa es poco común con los anestésicos modernos, estos fármacos pueden causar deterioro de la función hepática a través de reducción transoperatoria del flujo sanguíneo hepático ocasionando lesión isquémica. La hipotensión transoperatoria, hemorragia e hipoxemia también contribuyen a la lesión hepática.

VALORACIÓN DEL RIESGO EN PACIENTES QUIRÚRGICOS CON HEPATOPATÍA

La detección de pacientes no selectos con pruebas bioquímicas de función hepática ha ofrecido malos resultados y no se recomienda. Los pacientes con hepatopatía conocida o sospechada con base en la anamnesis y exploración física deben ser sometidos a medición de enzimas hepáticas y a pruebas de la función sintética del hígado antes de la operación.

La cirugía programada en pacientes con hepatitis alcohólica o viral aguda debe retrasarse hasta que se resuelva el episodio agudo. En tres series pequeñas de pacientes con hepatitis viral aguda sometidos a cirugía abdominal, la tasa de mortalidad fue cercana al 10%. De la misma forma, pacientes con hepatitis alcohólica no diagnosticada tienen altas tasas de mortalidad cuando se someten a cirugía abdominal. En ausencia de cirrosis o de disfunción de la síntesis hepática, es poco probable que la hepatitis viral crónica incremente el riesgo de forma significativa. Un gran estudio de cohorte de pacientes seropositivos para hepatitis C sometidos a cirugía encontraron tasas de mortalidad inferiores a 1%. De la misma forma, la hepatopatía grasa no alcohólica sin cirrosis probablemente no imponga un riesgo grave en pacientes quirúrgicos.

En pacientes con cirrosis la tasa de complicaciones posoperatorias se correlaciona con la gravedad de la disfunción hepática. Tradicionalmente, la gravedad de la disfunción se ha valorado con la calificación de Child-Pugh (cap. 16). Los pacientes con cirrosis con clase de Child-Pugh C sometidos a cirugía de derivación portosistémica, cirugía biliar o cirugía traumática durante los decenios de 1970 y 1980 tenían una tasa de mortalidad de 50% a 85%. Los pacientes con cirrosis de clase A o B de Child-Pugh sometidos a cirugía abdominal durante el decenio de 1990 tuvieron tasas de mortalidad relativamente bajas (hepatectomía, 0% a 8%; colecistectomía abierta, 0% a 1%, colecistectomía laparoscópica, 0% a 1%). Debe evitarse un tratamiento conservador para evitar la cirugía programada en pacientes con cirrosis con clase C de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.