Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La diverticulosis del colon aumenta con la edad, y en las sociedades occidentales su frecuencia es de 5% en pacientes < 40 años, a > 50% en pacientes > 60 años. Casi siempre es asintomática y se descubre de forma incidental en la endoscopia o un enema de bario. Las complicaciones ocurren en < 5% e incluyen hemorragia de tubo digestivo y diverticulitis.

Los divertículos colónicos (eFig. 15–30) varían en tamaño desde unos cuantos milímetros a varios centímetros, y en número desde uno a varias docenas. Casi todos los pacientes con diverticulosis tienen afectación del colon sigmoide y descendente, pero solo 15% tiene lesiones en el colon proximal.

EFIGURA 15–30.

Tres divertículos colónicos. (Repropducida con autorización de R. McClean.)

Por más de 40 años se creyó que la diverticulosis se desarrollaba después de muchos años de una dieta con poca fibra. Se ha planteado la hipótesis de que los segmentos de colon sin distensión y contraídos tienen presiones intraluminales más altas. Con el tiempo, la musculatura colónica contraída, que trabaja contra mayores presiones para desplazar heces pequeñas y duras, desarrolla hipertrofia, engrosamiento, rigidez y fibrosis. Los divertículos pueden desarrollarse más comúnmente en el colon sigmoide porque las presiones intraluminales son más altas en esta región. Los estudios epidemiológicos recientes ponen en duda esta teoría, pues no identifican una relación entre la prevalencia de diverticulosis asintomática y el poco consumo de fibra alimentaria o el estreñimiento. Por tanto, la causa de la diverticulosis es incierta. Se desconoce el grado en el que la motilidad anormal y los factores hereditarios contribuyen a la enfermedad diverticular. Los enfermos con tejido conectivo anormal también están predispuestos al desarrollo de diverticulosis, como en presencia de síndrome de Ehlers-Danlos, síndrome de Marfan y esclerodermia.

1. DIVERTICULOSIS NO COMPLICADA

Más de 90% de los pacientes con diverticulosis tiene enfermedad no complicada y síntomas inespecíficos. En la mayoría, la diverticulosis es un hallazgo fortuito que tiene lugar durante la colonoscopia o el enema de bario. Algunos pacientes tienen molestias inespecíficas de estreñimiento crónico, dolor abdominal o hábitos intestinales cambiantes. No está claro si estos síntomas se deben a alteraciones en la motilidad colónica, hipersensibilidad visceral, microbios intestinales o inflamación leve. Por lo general, la exploración física es normal, aunque puede revelar sensibilidad ligera en el cuadrante inferior izquierdo, engrosamiento del sigmoides y colon descendente, que son palpables. Las pruebas de laboratorio para detección deben resultar normales en la diverticulosis no complicada.

No hay razón para solicitar imágenes de apoyo diagnóstico de la enfermedad asintomática no complicada. Los divertículos se ven bien en el enema con bario, colonoscopia y CT. Los segmentos afectados del colon también pueden estar estrechados y deformados.

Los pacientes en los que se descubre diverticulosis deben ser alentados a aumentar el consumo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.