Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Varios microorganismos pueden causar inflamación de las mucosas rectal y anal. La proctitis se caracteriza por molestia anorrectal, tenesmo, estreñimiento, moco y exudado sanguinolento. Casi todos los casos de proctitis son de transmisión sexual, en especial por coito anal receptivo. La proctitis infecciosa debe distinguirse de las causas no infecciosas de síntomas anorrectales, incluidas fisuras o fístulas anales, abscesos perirrectales, carcinomas anorrectales y enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn).

CAUSAS Y TRATAMIENTO

Varios microorganismos pueden causar proctitis infecciosa.

A. Neisseria gonorrhoeae

La gonorrea puede causar prurito, ardor, tenesmo y secreción mucopurulenta, aunque muchas infecciones anorrectales son asintomáticas. Deben tomarse muestras por raspado rectal durante la anoscopia para cultivo. La tinción de Gram es poco confiable. También es preciso tomar muestras para cultivo de la uretra y faringe en varones, y de la faringe y del cuello uterino en mujeres. Las complicaciones de las infecciones no tratadas son estenosis, fisuras, fístulas y abscesos perirrectales (para tratamiento, véase el cap. 33).

B. Treponema pallidum

La sífilis anal puede ser asintomática o causar dolor perianal y exudado; en la sífilis primaria puede observarse el chancro en el borde o dentro del conducto anal y simular una fisura, fístula o úlcera. Es posible que se presente proctitis o linfadenopatía inguinal. En la sífilis secundaria se observan condilomas planos (lesiones verrugosas planas, color marrón pálido) con secreción de moco de mal olor. Aunque el diagnóstico puede establecerse con microscopia de campo oscuro o prueba de anticuerpos fluorescentes de raspados del chancro o condilomas, esto exige equipo apropiado y personal entrenado. La prueba VDRL o RPR es positiva en 75% de los casos primarios y en 99% de los secundarios (para tratamiento, véase el cap. 34).

C. Chlamydia trachomatis

La infección por clamidias puede causar proctitis similar a la gonorreica; aunque, algunas infecciones son asintomáticas. Asimismo, puede originar un linfogranuloma venéreo, que se caracteriza por proctocolitis con fiebre y diarrea sanguinolenta, ulceraciones perianales dolorosas, estenosis y fístulas anorrectales y adenopatía inguinal (bubones). Antes un trastorno muy poco frecuente en países desarrollados, en la actualidad se ha identificado un número cada vez mayor de casos en varones que tienen relaciones sexuales con varones. El diagnóstico se corrobora con métodos serológicos, cultivo o estudios de secreción rectal por medio de reacción en cadena de la polimerasa o fragmento de tejido rectal para biopsia. El tratamiento recomendado consiste en 100 mg VO de doxiciclina cada 12 h por 21 días.

D. Herpes simple tipo 2

El virus del herpes simple tipo 2 es una causa frecuente de infección anorrectal. Los síntomas ocurren cuatro a 21 días después de la exposición e incluyen dolor intenso, prurito, estreñimiento, tenesmo, retención urinaria y dolor radicular por afectación de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.