Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Con mayor frecuencia ocurre en mujeres de 20 a 50 años.

  • Síndrome de dolor musculoesquelético crónico diseminado con múltiples puntos de hipersensibilidad.

  • Son comunes la fatiga, cefalea y entumecimiento.

  • No hay signos objetivos de inflamación; los estudios de laboratorio son normales.

GENERALIDADES

La fibromialgia es uno de los síndromes más frecuentes y afecta a 3% a 10% de la población. Comparte diversas características con la encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica, con particular frecuencia en mujeres de 20 a 50 años y ausencia de datos objetivos y resultados positivos en los estudios de laboratorio. Varias manifestaciones clínicas de ambos trastornos se superponen; sin embargo, en la fibromialgia predomina el dolor musculoesquelético, mientras que la laxitud lo hace en la encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica.

Se desconoce la causa, pero se han propuesto la percepción aberrante de estímulos dolorosos, los trastornos del sueño, la depresión y las infecciones virales. La fibromialgia puede ser una complicación poco frecuente de hipotiroidismo, artritis reumatoide o, en varones, de apnea del sueño.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

El paciente sufre dolor crónico sordo y rigidez, que afectan todo el cuerpo, pero con mayor intensidad el área que circunda al cuello, los hombros, la zona lumbar y las caderas. Son frecuentes la fatiga, los trastornos del sueño, el entumecimiento subjetivo, la cefalea crónica y síntomas de colon irritable. Incluso el ejercicio menor agrava el dolor y aumenta la fatiga. La exploración física es normal excepto por “puntos desencadenantes” de dolor por palpación en diversas zonas como el músculo trapecio, el cojinete adiposo interno en la rodilla y el epicóndilo externo del codo.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

El diagnóstico de fibromialgia se establece por exclusión. La anamnesis detallada y la exploración física repetida pueden evitar pruebas extensas de laboratorio. La artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico se presentan con datos físicos objetivos o anomalías en pruebas sistemáticas. Las pruebas de función tiroidea son útiles, ya que el hipotiroidismo puede ocasionar síndrome de fibromialgia secundaria. La polimiositis produce debilidad. En pacientes > 50 años, debe establecerse con cautela el diagnóstico de fibromialgia y nunca formularse para explicar fiebre, pérdida de peso o cualquier signo objetivo. La polimialgia reumática produce dolor de hombros y cintura pélvica, se vincula con anemia y aumento de ESR, y se presenta después de los 50 años. Los estados de hipofosfatemia, como la osteomalacia oncógena, también deben incluirse en el diagnóstico diferencial de dolor musculoesquelético no vinculado con datos de exploración física. A diferencia de la fibromialgia, la osteomalacia oncógena produce casi siempre dolor solo en unas cuantas zonas y se relaciona con cifras séricas bajas de fosfato.

TRATAMIENTO

El enfoque multidisciplinario es más eficaz. Es esencial la orientación y tranquilización a los pacientes al informarles que se trata de un síndrome diagnosticable ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.