Skip to Main Content

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Complicaciones de un tumor sólido metastásico, linfoma o mieloma de células plasmáticas.

  • El dolor en la espalda es el síntoma de presentación más frecuente.

  • Se debe establecer el diagnóstico de inmediato puesto que tras la aparición de una deficiencia neurológica grave casi siempre es irreversible.

  • El tratamiento inmediato puede prevenir o revertir las paresias y la incontinencia urinaria e intestinal.

GENERALIDADES

Los cánceres que causan compresión medular casi siempre proyectan metástasis a los cuerpos vertebrales, con lo cual lesionan la médula espinal por edema, hemorragia e isquemia producida por la presión sobre la vasculatura vertebral. La compresión persistente puede producir cambios irreversibles en las vainas de mielina y el resultado es una lesión neurológica permanente.

En estos casos es muy importante establecer un diagnóstico e iniciar las acciones terapéuticas de inmediato, puesto que la probabilidad de revertir los síntomas neurológicos depende en gran medida de su duración. En los pacientes que reciben tratamiento al aparecer los síntomas es muy probable el restablecimiento parcial o total de la función y, según sea la sensibilidad del tumor para un tratamiento específico, puede responder de modo favorable al tratamiento ulterior contra el cáncer.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

A. Signos y síntomas

Más de 80% de estos casos se acompaña de dorsalgia a nivel del tumor, que aumenta al acostarse, cargar artículos pesados, estornudar o toser; con frecuencia precede a los signos o síntomas neurológicos. Puesto que la lesión es casi siempre epidural, muchas veces aparece una mezcla de síntomas radiculares y medulares. Son comunes la debilidad progresiva y los cambios sensitivos. Más tarde surgen síntomas intestinales y vesicales que degeneran en incontinencia.

Los datos iniciales de una compresión medular inminente son en ocasiones sutiles; en consecuencia, cuando un paciente con cáncer manifiesta dorsalgia o debilidad de las extremidades inferiores, se debe sospechar esta posibilidad.

B. Estudios de imagen

Por lo regular, la MRI es el procedimiento imagenológico de elección en un paciente con cáncer y dolor de espalda de inicio reciente. Si los síntomas de dorsalgia son inespecíficos, puede ser de utilidad un estudio corporal total de PET-CT con 18F-2-desoxiglucosa como procedimiento de detección. Las radiografías óseas no son sensibles ni específicas para la valoración del dolor de espalda en un paciente con cáncer. Cuando existen hallazgos neurológicos indicativos de compresión medular, debe obtenerse una MRI de urgencia; esta debe incluir exploración de toda la columna para definir todas las áreas de afectación tumoral a fin de planificar el tratamiento. La MRI tiene sensibilidad de 93% y especificidad de 97% para el diagnóstico de compresión medular metastásica.

TRATAMIENTO

Los pacientes con un diagnóstico de cáncer conocido con lesión epidural de la médula espinal deben recibir corticoesteroides de inmediato. La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.