Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El veneno de las serpientes y lagartos tiene efecto predominante neurotóxico (serpiente coralillo) o citolítico (serpientes de cascabel, otros crotálidos). Las neurotoxinas causan parálisis respiratoria; los venenos citolíticos causan destrucción tisular por digestión, hemorragia por hemólisis y destrucción del recubrimiento endotelial de los vasos sanguíneos. Las manifestaciones principales del envenenamiento por serpientes de cascabel son dolor localizado, enrojecimiento, inflamación y extravasación sanguínea locales. También puede haber hormigueo peribucal, sabor metálico, náusea, vómito, hipotensión y coagulopatía. Es posible que la trombocitopenia persista varios días después de una mordedura de serpiente de cascabel. El envenenamiento neurotóxico puede ocasionar ptosis, disfagia, diplopía y paro respiratorio.

TRATAMIENTO

A. Medidas de urgencia

Es necesario inmovilizar al paciente y la región mordida en una posición neutral. Se evita la manipulación del área mordida. Se debe trasladar al paciente a una institución médica para el tratamiento definitivo. No deben administrarse bebidas alcohólicas ni estimulantes; no se aplica hielo; no se coloca un torniquete. El traumatismo posible a tejidos subyacentes que es consecuencia de la incisión y la aspiración realizadas por personas no calificadas probablemente no estén justificadas en vista de la escasa cantidad de veneno que se puede extraer.

B. Antídoto específico y medidas generales

1. Envenenamiento por crotálidos (p. ej., serpiente de cascabel)

Existen dos antídotos disponibles a nivel comercial para el envenenamiento por serpientes de cascababel (CroFab y Anavip). Dependiendo de la gravedad de los síntomas, CroFab se administra en incrementos de cuatro a seis ampolletas por vía IV lenta en 250 a 500 mL de solución salina. Para envenenamientos más graves con efectos locales marcados y toxicidad sistémica (p. ej., hipotensión, coagulopatía) es probable que se requieran dosis más altas y más ampolletas. La dosis de Anavip es de 10 ampolletas por administración IV lenta durante 60 min inicialmente, seguida de incrementos adicionales de 10 ampolletas según sea necesario para envenenamientos más graves o en caso de progresión de los síntomas. Hay que vigilar los signos vitales y el perfil de coagulación, además de solicitar el tipo sanguíneo y pruebas cruzadas. La mejoría de signos y síntomas, así como el descenso de la inflamación, indican la neutralización adecuada del veneno. Los antibióticos profilácticos no están indicados después de mordedura de serpiente de cascabel.

2. Envenenamiento por elápidos (serpiente coralillo)

Se administran una a dos ampolletas del antiveneno específico lo antes posible. Nota: Pfizer/Wyeth ya no comercializa el antiveneno de víbora de coral en Estados Unidos y están disminuyendo las reservas. Para localizar el antisuero para serpientes exóticas, en Estados Unidos, existe el centro regional para el control de tóxicos (1-800-222-1222).

+
August  JA  et al. Prophylactic antibiotics are not needed following rattlesnake bites. Am J Med. 2018;131:1367.
[PubMed: 30392637]  
+
Gutiérrez  JM  et ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.