Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La hipoglucemia facticia puede ser difícil de documentar. La sospecha de este trastorno inducido por el sujeto mismo se respalda cuando se relaciona al paciente con profesiones médicas o este tiene acceso a insulina o sulfonilureas que utiliza algún familiar diabético. La tríada de hipoglucemia, concentraciones elevadas de insulina en pruebas inmunorreactivas y supresión de la inmunorreactividad plasmática al péptido C es patognomónica de la administración exógena de insulina. La insulina y el péptido C se secretan en proporciones 1:1 molares. Una proporción sustancial de la insulina endógena se elimina en el hígado, mientras que el péptido C, que se elimina por vía renal, tiene una menor tasa de eliminación metabólica. Por esta razón, el cociente molar entre insulina y péptido C en el paciente hipoglucémico debe ser < 1.0 en casos de insulinoma y es > 1.0 cuando la causa es la administración exógena de insulina (véase Hipoglucemia por tumores pancreáticos de linfocitos B, antes). Cuando se consideran las sulfonilureas, repaglinida y nateglinida como causa de hipoglucemia fingida, algunas veces es necesario cuantificar la concentración plasmática de estos fármacos a fin de identificar su presencia y distinguir los datos de laboratorio de los causados por un insulinoma.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.