Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La parasitosis por Fasciola hepatica, el parásito del hígado de oveja es el resultado de la ingestión de metacercarias enquistadas en berros u otros vegetales acuáticos. La infección es frecuente en muchos países, en áreas donde se crían ovejas, en especial algunas partes de Sudamérica, el Medio Oriente y el sur de Europa, y es cada vez más reconocida en viajeros a estas zonas. Fasciola gigantica tiene una distribución más restringida en Asia y África y produce manifestaciones similares. Los huevecillos se eliminan en las heces del hospedador hacia el agua dulce, lo cual propicia la infección de los caracoles y luego el depósito de metacercarias en la vegetación. En los seres humanos, las metacercarias se enquistan, penetran el peritoneo, migran por el hígado y maduran en las vías biliares, donde causan necrosis local y formación de abscesos (eFig. 35–18).

EFIGURA 35–18.

Ciclo vital de Fasciola hepatica y Fasciola gigantica (fasciola hepática). Los huevecillos inmaduros se descargan en las vías biliares y en las heces

image. Los huevecillos se desarrollan como embrión en el agua
image, los huevecillos liberan a los miracidios
image, que a su vez invaden a un caracol hospedador intermedio adecuado
image, incluyendo los géneros Galba, Fossaria y Pseudosuccinea. En el caracol, los parásitos pasan por varias etapas del desarrollo (esporocistos
image, redias
image y cercarias
image). Las cercarias se liberan del caracol
image y se enquistan como metacercarias en la vegetación acuática y otras superficies. Los mamíferos adquieren la infección al consumir la vegetación que contiene a las metacercarias. Los seres humanos también se pueden infectar al consumir plantas de agua dulce contaminadas con metacercarias, en especial berros
image. Después de ser ingeridas las metacercarias desenquistan en el duodeno
image y atraviesan la pared intestinal, la cavidad del peritoneo y el parénquima del hígado hacia los conductos biliares, donde se convierten en adultos
image. En los seres humanos la maduración de la metacercaria a trematodos adultos se lleva a cabo de tres a cuatro meses. Los trematodos adultos (F. hepatica: hasta 30 mm por 13 mm; F. gigantica: hasta 75 mm) residen en los conductos biliares grandes del hospedador mamífero. F. hepatica infecta a varias especies animales, principalmente herbívoros. (De Global Health, Division of Parasitic Diseases and Malaria, CDC.).

Se observan dos síndromes clínicos relacionados con la migración aguda de los gusanos e infección crónica de las vías biliares. Los síntomas relacionados con la migración de las larvas se presentan seis a 12 semanas después de la ingestión. Las manifestaciones típicas son dolor abdominal, fiebre, malestar, pérdida de peso, urticaria, eosinofilia y leucocitosis. Puede haber hepatomegalia dolorosa y alteración de las pruebas de función hepática. En casos raros, la migración a otros órganos causa enfermedad localizada. Los síntomas de la migración de los gusanos desaparecen después de dos a cuatro meses y van seguidos de parasitosis ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.