Skip to Main Content

DESCRIPCIÓN GENERAL

DESCRIPCIÓN GENERAL

La gastroenteritis viral (inflamación del estómago, intestino delgado y grueso) se origina por rotavirus, calicivirus, astrovirus y algunos serotipos de adenovirus (entéricos), y da por resultado vómito o diarrea. Además de los agentes bacterianos y protozoarios que generan aproximadamente 20–25% de estos casos, los virus mencionados constituyen una causa importante del padecimiento. La enfermedad diarreica aguda es una anomalía, por lo general de rápida evolución (en varias horas), que dura menos de tres semanas. En todo el mundo, la diarrea por rotavirus provocó una mortalidad estimada de 528 000 lactantes en el año 2000, la cual se redujo a 128 500 en 2016 debido a la vacunación contra el rotavirus; se evitaron 28 000 muertes en ese año. En Estados Unidos, el total de fallecimientos anuales antes de la era de la vacuna solía ser menor de 60, pero estos virus seguían siendo las principales causas de enfermedad grave y hospitalización en los primeros años de vida. Desde la introducción de la vacuna contra el rotavirus en ese país en 2006, las enfermedades relacionadas con rotavirus y las hospitalizaciones han disminuido de modo notable, y los decesos no son frecuentes. Los síntomas de la enfermedad por rotavirus, como vómito, cólicos abdominales y fiebre baja seguidos de heces acuosas que casi nunca contienen moco, sangre o pus, son características de la fase aguda de la enfermedad, y también se pueden observar en infecciones debidas a calicivirus, astrovirus y adenovirus. Después de la vacunación exitosa contra el rotavirus, el calicivirus se convirtió en la causa principal de diarrea viral en Estados Unidos.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Hasta el decenio de 1970–1979, la prueba de la influencia viral en las diarreas agudas se basaba en general en la exclusión de los patógenos bacterianos o protozoarios conocidos, y su sustentación era por medio de filtrados libres de células provenientes de heces diarreicas que se administraban a voluntarios para reproducir la enfermedad. Como cabría esperar, los resultados de tales experimentos eran variables y los métodos eran imprácticos como método diagnóstico rutinario de laboratorio. Un aspecto de tales infecciones que resultó ser de gran ayuda era la frecuente asociación con abundante excreción de partículas virales durante la fase aguda de la enfermedad. Las cantidades de viriones mayores a 108 por gramo de heces diarreicas son relativamente comunes, lo cual permite la fácil visualización por medio de microscopio electrónico (figura 15–1). Se han empleado la microscopia electrónica directa y la inmunomicroscopia electrónica para detectar e identificar los presuntos virus causales; este último método también es útil para la detección de las respuestas de anticuerpos humorales contra la infección. Actualmente, las reacciones en cadena de la polimerasa (PCR, polymerase chain reaction) y los inmunoensayos enzimáticos (EIA, enzyme immunoassays) se han utilizado con una frecuencia cada vez mayor para el diagnóstico.

FIGURA 15–1.

Virus de la diarrea. Todos se fotografiaron con el mismo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.