Skip to Main Content

EPÍGRAFE

De modo que el asmático Mark, sentado en una esquina, cantaba su diftérico blues.

Frank Zappa

INTRODUCCIÓN

El presente capítulo considera los siguientes tipos de estafilococos:

  • Corynebacterium diphtheriae

  • Listeria monocytogenes

  • Bacillus anthracis

  • Bacillus cereus

Descripción general

Las corinebacterias son pequeños bacilos grampositivos pleomórficos que incluyen a Corynebacterium diphtheriae, el principal microorganismo patógeno, y causa de la difteria. Otras especies son la microbiota cutánea común, rara vez provocan enfermedades, y a menudo se encuentran como contaminantes en los hemocultivos. La difteria es la enfermedad resultante de los efectos locales y sistémicos de la toxina diftérica (DT, diphtheria toxin), un poderoso inhibidor de la síntesis de proteínas. La enfermedad local es una faringitis grave acompañada casi siempre de una seudomembrana en forma de placa que se adhiere y, por último, ocluye la faringe y la tráquea. Las características potencialmente letales de la difteria son la asfixia y las consecuencias de la absorción de la DT a través de la mucosa faríngea y su circulación en el torrente sanguíneo. Se afectan diversos órganos, pero el más importante es el corazón, donde la toxina produce una miocarditis aguda.

Listeria monocytogenes es el único microorganismo patógeno humano de su género. Es importante destacar que ésta es catalasa positiva como las corinebacterias, a las cuales se asemeja desde un punto de vista morfológico y, a diferencia de los estreptococos del grupo B catalasa negativos, que de otra manera imita cuando se aísla en agar sangre de oveja. Listeria monocytogenes causa listeriosis, por la cual las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo. Aunque de inicio insidioso, la listeriosis puede ser devastadora para el feto y llega a originar muerte fetal o afectación de muchos órganos y sepsis fulminante. Listeria también causa meningitis en recién nacidos y adultos con inmunodeficiencia. Si bien es susceptible a la ampicilina, Listeria resiste de manera intrínseca a todas las cefalosporinas.

El género Bacillus tiene cientos de especies de bacilos grampositivos aerobios formadores de esporas; sólo dos son patógenos en humanos y, de éstos, Bacillus anthracis es primordial tanto por la posibilidad de su uso bioterrorista como por la gravedad de la enfermedad diseminada debido a su potente exotoxina de tres componentes (factor letal, antígeno protector y factor de edema). El carbunco se presenta en dos formas clínicas: cutánea y sistémica. Cuando se inoculan las esporas mediante un traumatismo en la piel, se produce una escara localizada con edema circundante (figura 26–8). Cuando se inhalan las esporas, es factible que se genere neumonía hemorrágica letal, mediastinitis y meningitis. El consumo de carne de animales infectados puede resultar en ántrax orofaríngeo o gastrointestinal. Bacillus cereus puede causar lesiones oculares rápidamente destructivas después de traumatismos, infecciones oportunistas e intoxicación alimentaria debido a la producción de enterotoxinas.

El presente capítulo incluye a una gran variedad de bacilos grampositivos muy patógenos que en la actualidad no son causantes comunes ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.