Skip to Main Content

EPÍGRAFE

Ella murió de fiebre

nadie pudo salvarla

ese fue el fin de la dulce Molly Malone

pero su fantasma aún empuja su carretilla

a través de calles amplias y estrechas

gritando ¡berberechos y mejillones vivos!

James Yorkston: balada irlandesa

INTRODUCCIÓN

El presente capítulo considera las siguientes enterobacterias:

  • Escherichia coli

  • Shigella spp.

  • Salmonella enterica

  • Yersinia

  • Klebsiella

  • Enterobacter

  • Serratia

  • Proteus

  • Morganella

  • Providencia

DESCRIPCIÓN GENERAL

Descripción general

Las enterobacterias son una familia grande y diversa de bacilos gramnegativos, cuyos miembros son tanto de vida libre como parte de la microbiota autóctona de humanos y animales; algunas están adaptadas estrictamente a los humanos. Crecen con rapidez en condiciones aeróbicas o anaeróbicas y son metabólicamente activas. Son la causa más común de infecciones de las vías urinarias (UTI, urinary tract infections), y un número limitado de especies también son agentes etiológicos importantes de la diarrea. La diseminación al torrente sanguíneo causa choque por liberación de endotoxinas gramnegativas, una complicación temida y a menudo mortal. Históricamente, morir “de fiebre” significaba fiebre tifoidea (Salmonella ser. Typhi), que debido a su curso prolongado y la falta de signos localizadores, hacía que desafortunados como Molly Malone parecieran estar muriendo solo de fiebre. Con la abreviatura UTI se alude a una diversidad de infecciones, desde la cistitis simple que afecta la vejiga hasta la infección completa de toda la vía urinaria, incluida la pelvis renal y el riñón (pielonefritis). La característica principal de la cistitis es la micción frecuente, que tiene a menudo una calidad de ardor doloroso. En la pielonefritis, los síntomas incluyen fiebre, malestar general y dolor en el costado, además de micción frecuente. La cistitis suele ser autolimitada, pero la infección de la vía urinaria superior conlleva el riesgo de propagación al torrente sanguíneo. Es la principal causa de sepsis por gramnegativos y choque séptico. La diarrea es el hallazgo universal con cepas de Escherichia coli que pueden causar enfermedades intestinales; la naturaleza de la diarrea varía según el mecanismo patógeno. Las cepas enterotoxigénicas y enteropatogénicas producen diarrea acuosa, las enterohemorrágicas generan diarrea sanguinolenta, y las enteroinvasivas pueden causar disentería con sangre y pus en las heces. La diarrea suele ser autolimitante después de solo 1–3 días. La E. coli enterohemorrágica es una excepción, con manifestaciones potencialmente mortales fuera del tubo digestivo debido a la producción de toxina Shiga. La Shigella es la causa clásica de disentería, que por lo general se transmite de persona a persona por malas condiciones sanitarias. La enfermedad comienza como diarrea acuosa, pero evoluciona a colitis intensa con fiebre y heces frecuentes de pequeño volumen que contienen sangre y pus. A pesar de las propiedades invasivas del organismo causal, la infección por lo general no se disemina fuera del tubo digestivo. La fiebre tifoidea tiene inicio lento e insidioso y, si no se trata, dura semanas. El síntoma principal es fiebre que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.