Skip to Main Content

ABREVIATURAS

Abreviaturas

ACh: acetilcolina

AChE: acetilcolinesterasa

AV: auriculoventricular

eNOS: óxido nítrico sintasa endotelial

GI: gastrointestinal

Canal GIRK: conducto rectificador de entrada de K+ acoplado a proteína G

GRP: péptido liberador de gastrina

HCN: conductos controlados por nucleótido cíclico, activados por hiperpolarización

5HT: serotonina

ICa-L: corriente de Ca2+ tipo L

If: corriente de marcapasos cardiaco

IK-ACh: corriente de K+ activada por ACh

IP3: inositol 1,4,5-trisfosfato

NAM: modulador alostérico negativo

NO: óxido nítrico

PAM: modulador alostérico positivo

PIP2: fosfatidilinositol 4,5-bisfosfato

PLC: fosfolipasa C

SA: sinoauricular

TM: transmembrana

LA ACETILCOLINA Y SU RECEPTOR MUSCARÍNICO COMO OBJETIVO FARMACOLÓGICO

Los receptores muscarínicos para acetilcolina (ACh) en el sistema nervioso periférico se encuentran sobre todo en células efectoras del sistema nervioso autónomo inervadas por fibras parasimpáticas posganglionares. Las acciones de la ACh y fármacos relacionados en los sitios efectores del sistema nervioso autónomo se conocen como muscarínicos debido a que el alcaloide muscarina actúa de manera selectiva en esos sitios y produce los mismos efectos cualitativos que la ACh. Las acciones de los fármacos muscarínicos o parasimpaticomiméticos considerados en este capítulo son equivalentes a los efectos parasimpáticos de la ACh enumerados en el cuadro 10–1.

Los receptores muscarínicos también están presentes en los ganglios del sistema nervioso autónomo y en algunas células (p. ej., células endoteliales vasculares) que, de manera paradójica, reciben poca o ninguna inervación colinérgica. La función principal de los receptores muscarínicos en los ganglios del sistema nervioso autónomo y la médula suprarrenal es modular las acciones nicotínicas de la ACh en esos sitios (cap. 13). En el sistema nervioso central (SNC), los receptores muscarínicos tienen una distribución amplia y participan en la mediación de muchas respuestas importantes. Además, el hipocampo, la corteza y el cuerpo estriado tienen una alta densidad de receptores muscarínicos.

La ACh, el neurotransmisor natural para estos receptores carece de aplicaciones terapéuticas sistémicas porque sus acciones son difusas y su hidrólisis es rápida, la cual es catalizada por la acetilcolinesterasa (AChE) y la butirilcolinesterasa plasmática. Además, su penetración al SNC es limitada y la cantidad de ACh que llega a regiones periféricas con flujo sanguíneo bajo es insignificante debido a su hidrólisis.

Los agonistas muscarínicos simulan los efectos de la ACh mediados por el receptor muscarínico. Estos agonistas suelen ser análogos de la ACh pero con acción más prolongada o pueden ser alcaloides naturales, algunos de los cuales estimulan los receptores nicotínicos, además de los muscarínicos. Las diferencias entre las acciones de la ACh y otros agonistas muscarínicos en los receptores muscarínicos son cuantitativas, en gran medida, con selectividad limitada por un sistema orgánico sobre otros. Todas las acciones muscarínicas de la ACh y sustancias químicas relacionadas pueden inhibirse de manera competitiva con atropina.

Propiedades y subtipos de receptores muscarínicos

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.