Skip to Main Content

ABREVIATURAS

Abreviaturas

  • Apo: apolipoproteína

  • ATP: trifosfato de adenosina

  • AUC: área bajo la curva de concentración-tiempo

  • BBB: barrera hematoencefálica

  • BCRP: proteína de resistencia del cáncer mamario

  • BCSFB: barrera sangre-líquido cefalorraquídeo

  • LCR: líquido cefalorraquídeo

  • fu,cerebro: fracción libre del fármaco en un homogeneizado cerebral

  • fu,plasma: fracción libre del fármaco en el plasma

  • FUS: ecografía dirigida

  • IR: receptor de insulina

  • ISF: líquido intersticial

  • Kp,uu,cerebro: coeficiente de reparto entre fármaco libre en el líquido intersticial cerebral y en el plasma

  • Kp,uu,celular: coeficiente de reparto entre fármaco libre en el líquido intracelular y el intersticial

  • LDLRf: familia del receptor de lipoproteína de baja densidad

  • MRP: proteína de resistencia a múltiples fármacos

  • PET: tomografía por emisión de positrones

  • PS: producto del área de permeabilidad

  • RMT: transcitosis mediada por receptor

  • Tf: transferrina

  • TfR: receptor de transferrina

  • Vu,cerebro: volumen de distribución libre en el cerebro; es decir, el reparto entre el fármaco total y el libre en el líquido intersticial del cerebro

BARRERAS CEREBRALES

Para que un fármaco tenga actividad, debe alcanzar cierta concentración en los tejidos donde ejercerá sus efectos. El sistema nervioso central (SNC) tiene una serie de barreras que separan el tejido nervioso del medio externo. Estas barreras regulan de manera estricta el movimiento de iones, moléculas y células entre los líquidos periféricos (la sangre) y el SNC, con lo que se mantiene una regulación precisa del ambiente extracelular del SNC, la cual es crucial para mantener la homeostasis. Las barreras no solo controlan la entrada de glucosa y nutrientes esenciales, sino que también limitan en gran medida la entrada de numerosos compuestos exógenos, incluidos los fármacos. La industria farmacéutica se ha esforzado en desarrollar fármacos que puedan cruzar estas barreras y entrar al cerebro sin requerir altas dosis que tengan efectos colaterales periféricos indeseables o que sean demasiado costosos. Para los fármacos de molécula grande, como los anticuerpos, este problema es mayor porque las moléculas más grandes tienen una capacidad aún menor para cruzar las barreras cerebrales.

Las barreras cerebrales incluyen los vasos sanguíneos que se distribuyen en el parénquima del SNC, la cubierta meníngea del cerebro y el plexo coroideo dentro de los ventrículos (fig. 17–1).

Figura 17–1

Representación esquemática de las principales barreras cerebrales. Arriba a la derecha se presenta un esquema de un corte transversal a través de las meninges del cerebro que muestra los principales sitios de la barrera meníngea, incluida la barrera aracnoides entre la duramadre y el espacio subaracnoideo y la barrera vascular que imponen los vasos sanguíneos dentro del espacio subaracnoideo. Abajo a la izquierda se presenta el esquema de un corte transversal a través del plexo coroideo que se encuentra dentro de los ventrículos cerebrales; muestra las células epiteliales del plexo coroideo que forman la barrera entre sangre y LCR, entre los vasos fenestrados con fugas del plexo coroideo y el LCR dentro de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.