Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La inmunodeficiencia puede surgir en cualquiera de los cuatro componentes principales del sistema inmunitario: (1) células B (anticuerpo), (2) células T, (3) complemento y (4) fagocitos. En un paciente con antecedentes de infecciones de inusual frecuencia, inusual gravedad o causadas por microorganismos inusuales, el patrón de estas infecciones puede indicar qué componente(s) del sistema inmunitario puede(n) estar defectuoso(s). Casi todas las inmunodeficiencias son adquiridas y, con frecuencia, son causadas por medicamentos inmunosupresores o enfermedades que suprimen la inmunidad, como el HIV/sida. Aunque son menos comunes, es importante comprender las inmunodeficiencias congénitas (cuadro 68–1) porque (1) los patrones de infecciones que se observan enseñan cómo se supone que varios componentes inmunitarios funcionan de manera normal, y (2) los avances tecnológicos recientes ofrecen la oportunidad de diagnosticar y tratar mejor estas enfermedades, y así prevenir las complicaciones infecciosas.

Cuadro 68–1.Inmunodeficiencias congénitas importantes.

INMUNODEFICIENCIAS CONGÉNITAS

Deficiencias de células T y deficiencias combinadas de células ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.