Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El orden Scorpionidae contiene varias familias, géneros y especies de escorpiones. Todos tienen un par de glándulas de veneno en un segmento bulboso, llamado el telson, situado justo anterior a un aguijón en el extremo de los seis segmentos terminales del abdomen (a menudo llamados cola). La única especie con veneno sistémico en Estados Unidos es Centruroides exilicauda (antes C. sculpturatus), también llamado escorpión de corteza. Los envenenamientos más graves casi siempre se informan en niños < 10 años. Este escorpión se encuentra sobre todo en el suroeste árido de Estados Unidos, aunque se ha encontrado como polizón en cargas hasta la septentrional Michigan. Otros escorpiones peligrosos se encuentran en México (especies Centruroides), Brasil (especies Tityus), India (especies Buthus), Medio Oriente y el norte de África y el este del Mediterráneo (especies Leiurus y Androctonus).

I. MECANISMO DE TOXICIDAD

El escorpión sujeta a su presa con sus pinzas anteriores, arquea su seudoabdomen y penetra con el aguijón. También se producen picaduras al pisar el aguijón. El veneno de C. exilicauda contiene muchas enzimas digestivas (p. ej., hialuronidasa y fosfolipasa) y varias neurotoxinas. Estas neurotoxinas pueden causar alteraciones en el flujo de los conductos de sodio, lo que resulta en estimulación excesiva en las uniones neuromusculares y el sistema nervioso autónomo.

II. DOSIS TÓXICA

Por el aguijón pueden inyectarse cantidades variables de veneno, de ninguna hasta el contenido completo del telson.

III. PRESENTACIÓN CLÍNICA

  1. Picaduras de escorpión comunes. La mayoría de las picaduras causan solo dolor ardoroso inmediato local. Puede haber cierta inflamación tisular local y en ocasiones parestesias locales. Por lo general, los síntomas se resuelven en varias horas. Esta es la picadura típica de escorpión observada más a menudo en Estados Unidos.

  2. Picaduras peligrosas de escorpión. En algunas víctimas, sobre todo en niños menores de 10 años, puede haber síntomas sistémicos después de picaduras de especies de Centruroides; incluyen debilidad, inquietud, diaforesis, diplopía, nistagmo, movimientos oculares vagos, hiperexcitabilidad, fasciculaciones musculares, opistótonos, priapismo, sialorrea, habla farfullante, hipertensión, taquicardia y raras veces, convulsiones, parálisis y paro respiratorio. Los envenenamientos por especies de Tityus, Buthus, Androctonus y Leiurus han causado edema pulmonar, colapso cardiovascular y muerte, así como coagulopatía, coagulación intravascular diseminada, pancreatitis, insuficiencia renal con hemoglobinuria e ictericia. En los casos no letales, la recuperación casi siempre se alcanza en 12 a 36 h.

IV. DIAGNÓSTICO

El escorpión debe haber sido visto por el paciente o el médico debe reconocer los síntomas. No hay una prueba de laboratorio accesible que confirme el envenenamiento por escorpión. En el caso de picaduras por Centruroides, el golpeteo en el sitio de la picadura casi siempre produce dolor intenso (“prueba de golpeteo”).

  1. Concentraciones específicas. No hay prueba para medir la cantidad de toxina en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.