Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los fármacos descritos en este capítulo son relajantes del músculo estriado con acción central que ejercen sus efectos de manera indirecta. El dantroleno, un relajante del músculo estriado de acción directa, se describe en la Sección III. Los fármacos usados a menudo como relajantes del músculo estriado se listan en el cuadro II–58. A menudo se abusa del carisoprodol y el baclofeno como drogas recreativas.

CUADRO II–58.RELAJANTES DEL MÚSCULO ESTRIADO

I. MECANISMO DE TOXICIDAD

  1. Sistema nervioso central. La mayoría de estos fármacos causa depresión generalizada del SNC.

    1. El baclofeno es un agonista del receptor GABAB y puede producir depresión profunda respiratoria y del SNC, así como hipertonicidad muscular paradójica y actividad semejante a la convulsiva.

    2. La encefalopatía espástica con aumento del tono muscular, hiperreflexia y mioclono es frecuente con la sobredosis de carisoprodol.

    3. La ciclobenzaprina y la orfenadrina tienen propiedades anticolinérgicas.

    4. La tizanidina, un agonista α2 de acción central, tiene efectos similares a los de la clonidina.

  2. Efectos cardiovasculares. Es posible que haya hipotensión después de una sobredosis. El baclofeno causa bradicardia hasta en 30% de las ingestiones. La orfenadrina tiene efectos bloqueadores de los conductos de sodio similares a los antidepresivos tricíclicos. Las ingestiones masivas de orfenadrina han causado taquicardia supraventricular y ventricular.

  3. La farmacocinética varía con el fármaco. La absorción puede retrasarse debido a los efectos anticolinérgicos (véase también el cuadro II–63).

II. DOSIS TÓXICA

La dosis tóxica tiene variaciones considerables de un fármaco a otro, depende en gran medida de la tolerancia individual y puede modificarse por la presencia de otros fármacos, como el etanol. Para la mayoría de estos fármacos, la ingestión de más de 3 a 5 veces la dosis terapéutica usual puede causar estupor o estado de coma.

  1. Baclofeno. En adultos, la depresión del SNC, delirio, convulsiones e hipertensión ocurren con mayor frecuencia después de la ingestión de más de 200 mg. Sin embargo, en niños se informó paro respiratorio en un niño de 22 meses de edad que ingirió 120 mg (10.9 mg/kg), y una dosis calculada de 60 mg de baclofeno produjo estado de coma, flacidez, hiporreflexia, bradicardia e hipotensión en un niño de tres años de edad.

  2. Carisoprodol. Se informó la muerte de un niño de cuatro años de edad que ingirió alrededor de 3 500 mg y uno de dos años de edad que ingirió dos tabletas (350 mg cada una) necesitó intubación.

  3. Orfenadrina. Un niño de dos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.