Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • La hepatopatía relacionada con el alcohol, la enfermedad del hígado graso no alcohólico y el carcinoma hepatocelular son las principales causas de trasplante hepático en Estados Unidos.

  • Se debe considerar la derivación para trasplante hepático en caso de insuficiencia hepática aguda o hepatopatía crónica avanzada cuando se alcancen los límites del tratamiento médico.

  • Se requieren evaluaciones multidisciplinarias que se centren en los componentes médicos, quirúrgicos, psiquiátricos y sociales antes de incluir a los pacientes para el trasplante.

  • En Estados Unidos, el trasplante hepático se realiza de manera predominante con hígados de donadores fallecidos. El modelo para la puntuación de hepatopatía en etapa terminal se utiliza para priorizar a los pacientes en la lista de espera de trasplante hepático. Algunas enfermedades y complicaciones hepáticas suelen calificar para puntuaciones de excepción. El tiempo de espera en la lista también se ve afectado por el tipo de sangre.

  • La supervivencia promedio de un año después de un trasplante hepático es de alrededor de 91% en Estados Unidos.

  • Las complicaciones tempranas del trasplante hepático incluyen disfunción primaria del injerto, rechazo celular agudo, infecciones, trombosis vascular, exudados biliares y estenosis biliares.

  • Los factores de riesgo modificables tardíos (más allá del primer año) asociados con mayor mortalidad incluyen hipertensión, diabetes, insuficiencia renal y tabaquismo.

  • Los pacientes deben vigilarse por los efectos secundarios de la inmunosupresión a largo plazo, que incluyen síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular, nefropatía crónica y tumores malignos.

Consideraciones generales

A. Antecedentes

El trasplante hepático ha cambiado de modo radical el tratamiento de los pacientes con hepatopatía crónica e insuficiencia hepática aguda. Después del primer trasplante hepático, en 1963, se requirieron numerosos avances médicos, quirúrgicos y técnicos antes de que el trasplante se convirtiera en un tratamiento viable en la hepatopatía. La tasa de supervivencia a un año se mantuvo baja en 25% hasta la introducción de la ciclosporina como inmunosupresor a largo plazo en la década de 1980. Las mejoras en la selección de pacientes, los perfeccionamientos en las técnicas quirúrgicas, la adición de nuevos medicamentos inmunosupresores que incluyen micofenolato de mofetilo, sirolimús, tacrolimús, azatioprina, y un tratamiento y profilaxis antiinfecciosos efectivos han dado como resultado una tasa de supervivencia promedio a cinco años, de 75%.

En 2020, se agregaron a la lista de espera para trasplante hepático más de 13 000 personas elegibles. Casi 9000 pacientes recibieron el trasplante ese año, y alrededor de 2400 murieron en espera de trasplante o su enfermedad se agravó demasiado para ser considerados viables. Las causas más importantes para el trasplante hepático son la hepatopatía relacionada con el alcohol, la enfermedad del hígado graso no alcohólico y el carcinoma hepatocelular (HCC, hepatocellular carcinoma).

B. Función de UNOS

La United Network for Organ Sharing (UNOS) es una organización científica sin fines de lucro, con sede en Virginia, Estados Unidos, que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.