El carcinoma urotelial avanzado por lo general se trata con cisplatino y con un inhibidor del punto de control de PD-1. Cuando la quimioinmunoterapia primaria ya no controla la enfermedad, la supervivencia general es bastante baja. Enfortumab vedotin es un conjugado de anticuerpo-fármaco que se dirige a la molécula de adherencia celular nectina 4, que con frecuencia se sobreexpresa en los cánceres de vejiga. Un total de 608 pacientes con cáncer de vejiga metastásico o localmente avanzado que habían progresado con un agente de platino o un inhibidor del punto de control de PD-1 se asignaron al azar para recibir enfortumab vedotin cada tres semanas en un estudio con la supervivencia general como criterio de valoración principal (Powles et al., 2021). Los pacientes del grupo de control recibieron un régimen de quimioterapia a elección del investigador, por lo general docetaxel, paclitaxel o vinflunina.

La mediana de supervivencia general fue de casi 13 meses en los brazos de enfortumab vedotin en comparación con 9 meses en el brazo de control (p = 0.001). Los eventos adversos inducidos por el tratamiento fueron comunes en ambos brazos, pero sin diferencias significativas entre ellos.

REFERENCIA

+
Powles  T,  et al: Enfortumab vedotin in previously treated advanced urothelial carcinoma. N Engl J Med 384:1125, 2021.